lunes, 31 de enero de 2011

Quienes somos

Que dificil tratar de explicar algo que, sin embargo, está tan claro dentro de nuestros sentimientos. Llevar a palabras años de sueños y esperanzas, e intentar compartir con otras personas estas sensaciones.
Somos una pareja gay desde hace casi 20 años ya. Nos conocimos en julio de 1992, cuando teniamos 22 y 29 años y algunas pocas cosas vividas. Gustavo, es el segundo de cuatro hermanos de una familia cristiana bastante tradicional y convencional y yo, Fabian, tambien el segundo y último de una típica familia judia de Argentina. Dos hermanos varones y una hermana para el y tambien una sola hermana para mi. Abuelas y abuelos, primos y tios por todos lados... En mi caso, tambien dos sobrinas y al tiempo tambien llegó la primera sobrina de Gustavo. Luego mi tercera sobrina y actualmente Gustavo esperando la llegada de nuevos sobrinos ya que su hermana esta embarazada de gemelos...
Nos fuimos conociendo lentamente. Yo tengo que aclarar que la noche en que lo conocí, quede fascinado con la belleza de Gustavo y mi unico objetivo era poder llevarmelo a la cama, cosa que no resulto ni tan facil ni tan rapido como esperaba... No tenia esperanzas o expectativas en encontrar el amor junto a el ya que venia de una experiencia de pareja de 5 años con otra persona de la cual habia estado profundamente enamorado y con la cual seguia intensamente ligado en mis sentimientos.
Pero este chico, de pronto, era como un soplo de vitalidad en ese proceso de olvido de esa otra persona que tanto ame y por la que tanto sufrí. Joven, bello, suave, con una sonrisa gigante y hermosa, se me presentaba frente a mi tendiendome una cerveza en su mano.
Con gusto me interese por la cerveza y por la piel que la acompañaba teniendo la unica y exclusiva idea fija del sexo y el placer. Pero resulta que el muy borreguín con su inexperiencia no era tan facil de secuestrar y conducir a la cama. Sus propios temores, sus propias inseguridades lo convertian en una pieza no tan facil.
Quedamos en volver a vernos al dia siguiente para ir al cine y a tomar un cafe para poder saber un poco mas el uno del otro. Y así fue el comienzo...
Compartimos muchos cafes, despues de "Europa, Europa" vimos muchisimas mas películas juntos. Descubrí a la única persona que ponía los manies dentro del vaso de la cerveza... Cenamos pastas y fondues y comimos montones de chocolates.
Y poco a poco nos fuimos conociendo. Claro que despues de 20 años uno puede mirar un poco mejor que en un principio y en el resultado final de las cuentas de la vida hay mucho a favor pero tambien mucho en contra. Por mas que uno sueñe y sueñe con el príncipe azul y vivir en el castillo de Cenicienta, la realidad siempre es mucho mas terrenal y los príncipes azules destiñen y los castillos de Cenicienta son tan factibles como los de algodón o los de agua y detergente... Es decir que ahora despues de casi 20 años no tengo miedo en afirmar que los paraisos no existen. Se ama, se vive, se sufre, se espera, se fantasea, se desea, se sueña y llega un momento en que se empieza a aceptar a la realidad como es. Ni blanca ni negra sinó que llena de tonalidades grises... Por mas que siempre siga existiendo esa ilusión del "mundo perfecto" del "amor para siempre" de la "felicidad eterna" y el comer perdices y vivir felices, se empieza a ver que el tiempo sigue pasando y junto con el tiempo vamos nosotros, los protagonistas de nuestras propias historias. Un dia el libreto nos entrega un capitulo color de rosa y durante ese tiempo viajamos por el mundo con la felicidad desbordando por nuestros poros. Todo es hermoso, hacemos el amor cada dia, saboreamos el manjar de la boca del otro, reimos y gozamos ante la sola compañia de este amor. Y otro dia el capitulo se pinta de negro, y prefeririamos estar muertos a seguir soportando la escencia y la presencia del otro...

Volviendo atrás hacia esa primera epoca, nuestras citas eran bastantes frecuentes y siempre incluian algun cafe, cine o teatro. Tambien era bueno encontrarse en alguna disco porque existia la posibilidad del contacto mas intimo aunque sin llegar al sexo; besos, abrazos y palabras lindas eran nuestros juegos. Gustavo vivia junto a su hermano y yo estaba temporalmente en la casa de mis padres ya que venia de haber roto esa otra relacion y el departamento que teniamos lo habiamos vendido y me habia quedado sin mi propio lugar donde dormir.
Igualmente, al poco tiempo de conocernos yo decidi volver a independizarme de mis padres y me alquile un departamento por la zona de Palermo. Era la primera vez en mi vida que viviria solo, ya que mi experiencia anterior fue junto a mi pareja. Sentia una enorme felicidad en esa posibilidad de cocinarme, limpiarme, ordenarme y acompañarme yo solito. Junto a unos amigos y un tio mio, realizamos la mudanza de los restos de mi matrimonio anterior, y puse primera en la busqueda de un nuevo presente... Gustavo formaba parte de mi nuevo momento y era un chico hermoso al que queria acostar pronto en mi cama. Ni mas ni menos, "acostar pronto en mi cama"... no mas, pero tampoco menos... y ahora que tenia mi propio lugar podia invitarlo a compartir conmigo mas que una cena fuera.
Y asi empezó nuestra convivencia, poco a poco se fue quedando mas que un rato, mas que una noche, mas que un fin de semana... compre una perra, Juana, una waimaraner hermosa que era toda una fiesta, y el la amaba tanto o mas que yo. Dormia en el sillon frente a la cama pero cuando podia se colaba y se metia entre nosotos. Hasta que un dia, Juana se enfermó... era Semana Santa del 93 y la perrita estaba realmente muy mal. Habia que inyectarle suero y darle sus remedios y alimentarla, y era tan chiquita, 4 o 5 meses y limpiar sus diarreas y sus vomitos y mimarla y estar con ella... asi que ese fue el detonante para no irse esas noches y ya no irse mas despues... de pronto empeze a conocer a una persona que hablaba en el mismo idioma de la perrita, que se arrastraba por el piso como un bebe empujandola hacia su plato de comida y obligandola con la cabeza a beber; una persona que le inyectaba el suero sin haber nunca antes puesto una inyeccion jamas a nadie y la dejaba deforme de gorda de un lado que la pobre bicha no podia caminar de lo amorfo que quedaba su cuerpo; una persona que le ponia en la boca con mamadera o cucharitas o con el dedo montoncitos de comida pisada y se la empujaba para que la trague, mientras la mimaba en la cabeza o entre los ojitos y le susurraba o le sonreia... Segun el horoscopo chino Gustavo es perro y creo profundamente que alguna conexión entre su animal interior y Juana se formó ante mi ojos en ese momento. Era algo natural que salía desde el interior de Gustavo y ayudaba a Juana en ese momento a no morirse y a salir nuevamente a la vida. Era tan obvio para mi en ese momento, la necesidad y las ganas de seguir estando con Juana y con ese ser humano. Ya no era exclusivamente el deseo sexual el que me pedia seguir compartiendo mis horas con esa persona, era el amor el que empezaba a respirar junto a mi oxigeno.

Y asi fueron pasando los años, Juana se recuperó y siguió estando con nosotros. Nos cambiamos de departamento y agrandamos la conviviencia con otro perro de la calle al que llamamos Mongo. Luego tambien llegó Margarita, la hija de Juana. Y despues, Luna y Petunia, dos hermosas gatas vagabundas.
La vida tenia sus altas y bajas pero seguiamos estando juntos y con algunos sueños compartidos y otros enfrentados. Dentro de mí, existía desde hacía mucho una necesidad que no era tan importanet en ese momento de la madurez de Gustavo, el deseo de ser papá. No es que haya nacido con ese deseo pero con los años se iba convirtiendo en una fantasia cada vez mas fuerte y dificil de concretar. Mi ideal era formar una "familia típica" sin dejar de lado jamás mi verdadera escencia. Claro, que por sobre todas esas cosas yo tambien era gay. Y realizar el sueños de La Familia Ingalls siendo dos hombres era un poco complicado e imposible... Entonces, iban creciendo alrededor de nosotros montones de cosas que sublimaban ese deseo de familia. Nuestra convivencia era sumamente familiar, nuestros paseos siempre abarcaban a nuestros animales, el compartir el ambiente familiar era la naturaleza de nuestra relación. Pero sin embargo, el tema de la paternidad no se concretaba y apenas se hablaba...
Despues de 7 años de estar juntos yo sentí que debía hacer un corte drástico en nuestra relación y en mi relación con mi medio. Y decidí que quería irme de mi país, de mi pareja, de mis amigos, de mi trabajo, de todo lo que había construido hasta entonces, quemar las naves y empezar otra vez... Lo amaba a Gustavo pero ya no quería ni podía seguir junto a el. Toda mi familia cercana se habia ido de la Argentina durante los últimos tiempos. Por cuestiones económicas, por cuestiones afectivas, por cuestiones ideológicas... y yo era el último y solitario que quedaba por allí. Hable con Gustavo sobre mi decisión y nuevamente me encontre frente a un perro defendiendo y cuidando su terreno. El no estaba dispuesto a vivir esta separación y no quería renunciar a su vida junto a mí. Por amor, tambien podría alejarse de su vida diaria, de su familia, de su país, de su posición económica, de sus animales. de todo lo que le importaba, menos de mi.
En diciembre de 1999 dejamos la Argentina y nos instalamos muy lejos, en Israel, al otro lado del planeta.
Nuevamente empezamos a construir nuestra pareja aqui y nuestro día a día. Nuevos amigos a conocer, nueva cultura a descubrir, nuevos códigos de comunicación, nuevos aires y climas. Fueron muy dificiles los primeros, los segundos y los terceros tiempos. Muy dificiles los cambios a experimentar y la tolerancia a vivir con todo tan diferente. Pero como siempre el amor, y el tiempo, ayudaron a que las cosas fueran creciendo hacia un camino relativamente armonioso...
A los pocos meses de estar en nuestra nueva tierra murió mi papá y ese sentimiento de abandono y frustración ante su partida, me partió el piso provocándome un terremoto de ira, miedo, inestabilidad e incertidumbre sobre mi lugar en el suelo. De golpe y sin aviso, de un dia para el otro dejaba de estar presente su cuerpo, su voz, su palabra... Pocas semanas antes de que el muera, la perra de mi hermana -Daisy- trajo al mundo una camada de cachorros gracias a la ayuda de Gustavo, que hizo nacer a los perritos fuertes y resucitó con su aliento y su oxígeno a los perritos debiles... Mi viejo sabiendo cuánto habíamos sufrido en nuestra despedida de todos nuestros animalitos que quedaron en manos ajenas en la Argentina, consideraba que llegado el momento teníamos que quedarnos con alguno de esos cachorros para "reemplazar" los afectos perdidos como si fueran figuritas. Yo no quería saber nada con nuevos amores perrunos o gatunos hasta elaborar mi duelo de los amores abandonados. Pero el insistía que así sería mejor para nosotos. Y con esa idea se murió, ya que el día de su muerte al llegar a su casa para encontrarme con el mayor dolor del mundo y compartir ese dolor junto a mi mamá y mi hermana, me encontre un almanaque de esos muy lindos, con muchas fotos de perros, que el había conseguido para darme en nuestro próximo encuentro. El no estaba presente en ese encuentro pero sí todas esas fotos de perros.
A los pocos días de su muerte se celebraba mi cumpleaños número 37 y mi hermana y familia trajeron como regalo a una de esas cachorras a vivir con nosotros.
Flora es el ser mas lleno de paz y armonia que he conocido, en todo este, a veces largo y a veces demasiado corto camino que llevo vivido.

Siguieron pasando los años y otra de las cosas maravillosas que he descubierto viviendo lejos de las raices y formando burbujas de bienestar, es el contacto con los chicos con capacidades diferentes. Como primer trabajo en este país me ofrecieron asisitir pedagógicamente a chicos de 6 años de edad en su entrada al Primer Grado. Chicos que presentaban dificultades afectivas, al vivir o haber vivido junto a familias difuncionales. De esa forma entre al mundo de la Educación y luego de un tiempo opte por la asisitencia exclusivamente a chicos con retrazo mental o con autismo. Y el mundo se abrió nuevamente ante mis pies... seres mágicos, casi místicos, llenos de luz y sabiduría, repletos de amor y silencios... Nos fuimos conociendo muy lentamente y fuimos formando un lenguaje comun donde podemos comunicarnos y expresarnos desde nuestras necesidades hasta nuestros miedos y nuestros afectos. Nuestros deseos y nuestros dolores. Les ayude a comunicarse y a abrirse hacia afuera. Les ayude a pedir y les pedí ayuda. Les doy todos los días todo de mí y recibo todos los días mucho más de lo que puedo dar.
Cada día que llego a mi lugar de trabajo es un premio con el cielo. Es una burbuja de paz y sabiduría, donde durante algunas cuantas horas de mi vida soy plenamente feliz. Aprendo cada dia algo nuevo y nunca termino de maravillarme ante tanta capacidad de entrega y ante tanta capacidad de amor incondicional de estos pequeños monstruitos. En cado contacto en que podemos encontrarnos se despierta en mi ese sentimiento paternal ante la desproteccion y ante la fragilidad de sus inocentes sentimientos. Chicos entre 6 y 12 años llenos de vida y sentimientos que muchisimas veces no encuentran como comunicarse con los demas y como pedir y compartir su mundo interior... Chicos estigmatizados como ausentes o tontos y que en realidad se sumergen en su propio mundo de silencios y alegrias, de gritos y tristezas, igual que cualquier otra persona pero mucho mas sensibles a todo lo que los rodea.
Casi 40 horas de mi semana la convivo con ellos. Y estoy mas que seguro que encima de ser feliz me pagan un sueldo por ello... No cualquiera puede sentir que llega a su lugar de trabajo y comienza la felicidad. Yo tengo esa bendición.

Tenemos nuestra casa, tenemos nuestro auto, la tenemos a Flora, tenemos otros 2 gatos, Budah y Laucha. Tenemos padres presentes y ausentes. Tenemos hermanos. Tenemos sobrinas. Tenemos momentos de paz y bombas atómicas. Tenemos estabilidad económica y problemas para cumplir con el banco. Tenemos tranquilidad en nuestras cabezas y nuestras almas y a veces tenemos problemas para dormir. Tenemos montones de recuerdos de lugares conocidos y compartidos y tenemos un mundo por descubrir. Tenemos peleas y a veces sabemos poner el pie en el freno y podemos detenernos antes del choque. Y es posible que el saldo de estos 20 años sea realmente a favor, aunque a veces no se pueda distinguir donde está el sol entre tanta niebla. Tenemos amor entre nosotros y eso nos ayuda a seguir avanzando en el camino.

Pero aquí está aquello que nos falta. Y es poder convertir a nuestra pareja de 20 años en algo mas que solamente una pareja. El convertirnos en una familia. El midificar nuestra realidad de 2 para pasar a ser una entidad que abarque a nuestros hijos.
Pensamos muchos caminos para llegar a concretar este deseo. La adopción fue el primero. Habiendo tantos chicos abandonados y con necesidad de cuidado en el planeta por que no buscar por allí? Tambien pensamos en una socia que quiera ser madre y quiera compartir la crianza junto a nosotros. Y finalmente llegamos al camino de la maternidad subrogada. Antes se le conocia como alquiler de vientre, pero eso es solo uno de los pasos de esta maternidad subrogada.
Entendimos que esa era la mejor opción para nosotros. La adopción es una posibilidad hermosa y muy altruista para poder amar a una persona nacida de otros padres, y aunque jamas está descartada entre nosotros, sentimos que quizás no sea la mejor elección en un primer momento. Los seres humanos tenemos un deseo legítimo de procrearnos y muchos queremos nuestros propios hijos. Biológicamente nuestros... y la adopción no cubre esa necesidad. Tampoco pudimos avanzar mucho en el camino de incluir a una tercera persona dentro de nuestar relación y dentro de esta hipotetica familia que soñamos. Una mujer con la cual compartir desiciones de educación y con la cual compartir la crianza de este niño sin ser parte de una misma familia tambien nos asusta bastante. Sería hermoso para cualquier chico crecer y formarse con muchísimo amor de sus padres. Compartir con un papá y con una mamá. Pero no es el caso que nosotros podemos darle y no por eso va a existir menos amor de nuestra parte. Por supuesto que los ideales son estupendos para llegar a ser mejores personas y vivir mejores vida, pero no son mas que ideales que muy pocas veces suceden en al vida de nadie. Ni el dinero, ni el poder, ni la presencia de figuras van a hacer mejor la vida de nadie. Solo el amor, el respeto, la comprención y la tolerancia van a ayudar a cualquier niño a convertirse en personas felices... y nuestro deseo de formar una familia entre nosotros no incluye a una mujer como madre presente.
Entonces volvemos a la posibilidad de una maternidad subrogada que consiste en el alquiler de un vientre para la concepción de un hijo con la ayuda de una donación de óvulo. Son 2 mujeres diferentes las que ayudan y participan en este camino. Y con respecto al semen del padre biológico es la naturaleza del mas fuerte el que va a triunfar en el camino de la fecundación. Se realizan varios intentos de fertilización utilizando el semen de ambos y lo que la naturaleza decida convertirá a uno de nosotros en padre biológico y al otro en padre adoptivo.

Claro que este camino no es económico ni facil. Implica mucho tiempo, mucha burocracia y mucho dinero. Y por eso el motivo de esta página. Buscamos compartir nuestra historia, bucamos compartir vuestras historias y buscamos ayuda económica para llevar a cabo nuestro sueño.
Quisieramos recibir las historias, las fantasias, los sueños de otros hombres u otras parejas que quieren ser padres y compartirlas con nosotros y con todos aquellos que quieran leerlas.
Y quisieramos la ayuda monetaria de todos aquellos que puedan y quieran darnos vuestra contención. Las cifras que se manejan en este pais para los casos de maternidad subrogada son de aproximadamente U$S100.000.- y es bastante dificil para nosotros llegar a juntar ese dinero, y el tiempo nos apremia... No es algo de vida y muerte para nadie que ya haya nacido. No es una cuestión de salud ni la cura de ninguna enfemedad. No es la ayuda para el hambre ni el abandono de ningun ser vivo. Es solamente el pedido de ayuda para 2 personas que quieren y desean y necesitan realizarse como padres y como hombres gays y tiran su mensaje al infinito de la red esperando cualquier alma generosa que los entienda. No hay ayudas mayores o menores, todo es bien recibido y todo es posible. 1 dolar ó 10.000... La suma de personas hará la diferencia. Si existiera esa única persona maravillosa que quisiera donarnos todo el dinero. adelante! Y si existieran 100000 personas que nos diera solamente 1 dolar, adelante!

Eso queremos. Vuestras historias y vuestra ayuda.

Acá los esperamos. Envíen las historias y con gusto las publicaremos. Y a los que nos puedan ayudar, gracias es una palabra demasiado pequeña para expresar lo que harian por nosotros...

Fabian y Gustavo
14 de febrero del 2011

domingo, 30 de enero de 2011

US

How could we explain why this blog?
As we may get to heart of people who come to this blog?